DESDE MI EXPERIENCIAEMBARAZOMATERNIDAD

Canciones para el bebé de mi vientre.

Ser mamá de dos, es un enorme privilegio y una doble bendición que agradeceré todos los días de mi vida.

Cada uno de mis embarazos fue sumamente hermoso, pleno, y también distinto, simplemente porque yo fui distinta. En cada embarazo anidas la vida en un cuerpo diferente aunque en apariencia seas la misma, tus pensamientos y emociones son diferentes, tu espíritu y tus años no son los mismos, tu realidad también es diferente, pero sobre todo; esa nueva vida es diferente; aunque existan situaciones similares, todo es nuevo.

Mientras creces en barriga, creces en amor e ilusiones, te enamoras de tu bebé, esperas con mucha emoción el momento de conocerle, le acaricias, le platicas tus planes, le describes como fue tu día y de repente te descubres cantándole, pero no cualquier canción, es la canción… esa canción especial que tiene el poder de desbordar tus sentimientos, llenar tu corazón de emoción y quizá – dependiendo la canción y de tus hormonas- hasta llenar tus ojos de lágrimas.

Y como cada mamá-bebé son diferentes, la inspiración también lo es. Estas son las canciones que esta madre enamorada dedicó y cantó a sus bebés en el vientre, con las emociones a flor de piel; muchas veces sonriendo y otras (la mayoría) con los ojos cargados de lágrimas de felicidad y la voz cortada por la emoción. Y aún hoy, escucho estas canciones y la emoción no ha cambiado, por siempre serán algo especial entre nosotros.

1. With arms wide open.

Dedicada a Alanna que se decidió a conocernos en enero del 2012 y que así, con los brazos bien abiertos, le dimos la bienvenida a este lugar. Al cantar esta canción siempre pensaba en todo las cosas que tenía por enseñarle, los lugares hermosos que conoceríamos juntas, las risas cómplices que nos esperaban, las noches de lectura, los despertares abrazadas y un millón de cosas más… pero me quede muy corta, ella es la que me ha enseñado el mundo.

With arms wide open

under the sunlight

welcome to this place

I’ll show you everything

With arms wide open

now everything has changed

I’ll show you love

I’ll show you everything

With arms wide open

Wide open…


 –

2. Respiras y Yo.

Dedicada a Maximiliano, que decidió conocernos en abril del 2015, al cantar esta canción pensaba en él, en lo que sentiría cuando al  fin llegara su momento de nacer e imaginaba el instante en el que tendría que darle paso, rendir mi cuerpo a su vida, ese instante que vendría acompañado de un reconfortante olor a primavera.

Contracciones de amor

van y vienen de tí, 

por dentro y por fuera

de repente, los latidos se aceleran.

Empiezo a sentir que es algo especial,

la bolsa parece papel celofán,

se rompe a la vez que veo escapar

el mar que en tu vientre me hacia flotar.

No sé si sera esta vez la última o la primera

solo sé que en el aire hay olor a primavera…


3. Poota Mata Kee Asees.

Más que una canción es una oración, es un mantra de liberación y bendición para la nueva vida desde los labios de la madre. Yogi Bhajan enseñó que no hay nada más poderoso que la oración de una madre y desde un nivel vibracional, recite este mantra a mis dos hijos en el vientre, visualizandolos en luz y acompañada en mi segundo embarazo por la dulce voz de mi pequeña niña, que cerraba los ojos y abría la garganta bendiciendo la vida de su hermano. Esta oración sigue acompañando a mis pequeños hijos, porque mis labios siempre se abrirán para bendecirlos. Aquí el mantra completo.

Jis simrat sabh kilvikh naaseh pitree ho-ay udhaaro.

So har har tum sad hee jaapahu jaa kaa ant na paaro.

Pootaa maataa kee aasees.

Nimakh na bisara-o tum ka-o har har sadaa bhajahu jagdees.  rahaa-o.

Satgur tum ka-o ho-ay da-i-aalaa santsang tayree preet.

Kaaparh pat parmaysar raakhee bhojan keertan neet.

Amrit peevhu sadaa chir jeevhu har simrat anad anantaa.

Rang tamaasaa pooran aasaa kabeh na bi-aapai chintaa.

Bhavar tumaaraa ih man hova-o har charnaa hohu ka-ulaa.

Naanak daas un sang laptaa-i-o ji-o booNdeh chaatrik ma-ulaa.


4. Don’t worry, be happy.

Esta fue por el puro gusto. Es de esas canciones que te ponen de buen humor y te ponen a bailar. Cuando me sentía muy pesada o muy cansada la silbaba y bailaba con mis barrigas trasmitiendoles toda la buena onda de esta canción -Don’t worry, be happy! uhu uuu uu-

In every life we have some trouble,
when you worry you make it double
don’t worry, be happy…


5. Canción de cuna.

No recuerdo como llegué a esta canción durante mi segundo embarazo, pero si recuerdo perfecto la emoción que sentí al escucharla… nunca lo he dicho, pero cada que la escuchaba pensaba en el padre de mis hijos, que ha estado tan embarazado como yo, sin barriga pero gestando en el corazón a sus dos hijos, y que literal puso a sus bebés en el pecho de mamá.

Quiero que te duermas como un sol

que se acuesta en un campo de trigo, 

tengo aquí en mi pecho un corazón

igualito al hueco de tu ombligo.

¿Sabes quién temblaba cuando ibas a nacer?

¿Sabes que pensé, que por ahí no ibas a poder?

¿Sabes quién te puso en el pecho de mamá?


6. De puntillas.

Si algo es tierno, es esta canción, cuando la escuche mis pensamientos viajaron tratando de encontrar el momento exacto en el que el milagro ocurrió… no lo encontré o mejor dicho no estoy segura de haberlo encontrado, pero si estoy segura de que hicimos un milagro, un ser hecho de mar, de espuma y agua clara…

Hagámoslo de mar,
de espuma y agua clara
hagámoslo tú y yo
entre la madrugada.
Y de puntillas pasará
y vendrá a mí
a enredarse en mis enaguas…


7. Paloma querida.

Justo en el momento que supe que esperaba a Alanna, esta canción vino a mí -por supuesto, porque además me encanta José Alfredo – mi bebé no tenía la edad para que se confirmara que sería una niña, pero yo siempre lo supe, por eso esta canción es tan especial para mí y para mi paloma querida.

Por el día que llegaste a mi vida
Paloma querida me puse a brindar


8. Para dormir a un elefante.

Y de José Alfredo, paso a esta canción, cuando estábamos descansando del ajetreo del día, a punto de dormir Alanna y yo le cantábamos esta canción a Max en mi barriga, era tiernísimo escucharla cantar y aplaudir a su hermanito, para que de acuerdo a lo que ella entendía de la vida, “se quedará dormido”  y era muy emocionante ver la sorpresa en su cara al notar que se movía más y más al sonido de su voz. Como mamá fue hermoso ver que el vínculo sagrado entre hermanos ha estado presente siempre, desde la barriga se aman, se buscan y se encuentran.

Para dormir a un elefante

se necesita un juguete gigante,

un sonajero de coco

y saber cantar un poco…


La música es bella y más aun cuando genera emociones positivas en tí porque se las comunicas a tu bebé y eso es maravilloso. Puede ser que la canción que le dedicas a tu bebé no te cheque al cien por cien, pero a veces una sola frase puede hacer que signifique algo sumamente especial, puede ser que sólo le cantes esa frase o la cantes completa, pero si tu bebé la escucha muy a menudo, al nacer le resultara familiar, al punto de reconocerla y sentirse tranquilo.

¿Y tú, qué le cantabas a tu bebé en el vientre?

Ama, gesta y cría en armonía y comunión con la sabiduría innata que habita en tí. –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *